23 mar. 2012

LAST CARESS 2010 [VOSE]



País: Image and video hosting by TinyPic
Año: 2010
Duración: 01h:11m:46s
Productor: Stéphane Bouyer, François Gaillard, Gildas le Tourneur Hugon, Christophe Robin
Guión: François Gaillard
Director: François Gaillard, Christophe Robin
Reparto: Julie Baron, Guillaume Beylard, Elina Calmels, Antony Cinturino, Michel Coste, …
Traducción y subtitulado: Eddie Lamorgue


Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic


Cinco jóvenes que solo querían pasar un buen fin de semana en una aislada casa, se encuentran con un lugar mucho menos apacible de lo que se esperaban cuando se tengan que enfrentar a una maldición familiar y a un despiadado sádico. Cegados por la búsqueda de placeres carnales no se darán cuenta que una avalancha de violencia le esta a punto de engullir…

Last Caress fue anunciada a bombo y platillo por sus autores como la primera película “glam gore” de la historia. Concepto que me parece bastante traído por los pelos. Sí, porque finalmente la cinta de François Gaillard y Christophe Robin se podría entender como una interpretación libre del estilo que definió Argento durante los setenta (Rojo Profundo (1975)Suspiria (1977)El Gato de las Nueve Colas (1971)El Pájaro de las Plumas de Cristal (1970)). Precisamente todo lo que rodea a Last Caress huele a explotación, incluso sus propios responsables lo reconocen: “un exploit europeo con ardiente erotismo y extrema violencia”. La publicidad alrededor de la película francesa la define mejor que sus propios autores. Todo es exceso, abuso sobre la nostalgia, argumentos fáciles sobre hinchados que llegan a distorsionar la realidad. Lo que no quiere decir que Last Caress sea una mala película, todo lo contrario, es un nuevo ejercicio que afianza el cine “underground” moderno como el mejor vehículo para sensaciones fuertes y el homenaje más profundo para con el cine de terror de los setenta u ochenta. No obstante es necesario saber a que nos enfrentamos. Dos pivotes sostienen la existencia de Last Caressla falta de contenido argumental y el barroquismo visual. Last Caress, una vez destripados ciertos efectismos y las carencias de sus limitados recursos – siento que muchos no vayan a pasar más allá de su “acabado de película porno” –, vendría a ser lo que muchas personas, que ni siquiera habían nacido en los setenta, creemos que es el género italiano. Los elementos tremendistas del “giallo” se engrandecen en nuestra imaginación para crear una fantasía donde el erotismo, la violencia extrema y el goticismo estético son los reyes de la función.
¿Son los clásicos del “giallo” meramente un video-clip de hora y media? Un rotundo no. Si rascamos la imaginería superficial de Suspiria (1977)encontramos un perverso cuento erótico donde la culpa da una visión muy humana del despertar sexual. Mientras que con Last Caress solo presenciamos un ejercicio estético de setenta minutos. La cara más insustancial de Argento, por así decirlo.  ¿Es necesariamente malo este vacío en cuanto a historia? No me parece así. Porque Last Caress es una película independiente que contó con un presupuesto casi ridículo, pero ese saborcillo amateur creo que la dignifica en lugar de hacerle mella. Y su ambición es hipnotizarnos, y vaya si lo consigue. 
Aquellos que hayáis disfrutado del trabajo anterior de Gaillard y Robin, Blackaria (2010), observaréis una evolución cualitativa en cada uno de los apartados de producción: vestuario, estenografía, fotografía, dirección artística, efectos especiales… La verdad es que el exceso gótico – la cualidad glam que sus autores venden me parece mal entendida por su parte – florece de tal manera que resulta subyugante. Por mucho que ciertas escenas empequeñezcan por la simpleza de sus actores, es tal la fuerza de algunos encuadres, tan explosivos los arranques gore, que Last Caress entra con facilidad por los ojos. Todo un viaje por los diferentes recovecos del cerebro reptiliano que exigen al espectador que abandone cualquier intento de hilar sentido entre escenas o descubrir perfiles psicológicos profundos en los personajes. Last Caress sí es un video-clip; lo cual la sitúa en el dudoso terreno del amor/odio.
La obra de Gaillard y Robin apela a nuestra capacidad de perversión, es un placer culpable que solo se puede entender sin entenderlo. El sinsentido de La Petite Mort. Las actrices, las deliciosamente malas actrices, nos miran coquetas mientras insinúan y lucen sus pequeños y puntiagudos pechos para encender la sangre púber que resta de nuestros envejecidos cuerpos cavernosos. “Déjate llevar. Recuéstate, chupa la boquilla y contémplame. Yo te daré placer.”, eso susurran sus rojos labios.  
Eso es Last Caressuna fiesta hippie donde el abandono de los sentidos viene guiado por una música que se convierte por derecho propio en la maestra de ceremonias que supervisa la ordalía. Aunque su omnipresencia no esté siempre justificada, enturbiando el clímax de varias escenas que se alargan y se alargan de manera indiscriminada y algo tosca 
Resumiendo cuentas, Last Caress no cuenta con un presupuesto holgado, sus actrices han sido seleccionados por otras dotes que no son las interpretativas, no posee una historia real que contar, su discurso a veces puede parece pesado… pero cuenta con una magia, una atmósfera bizarra que la convierte en la experiencia visual ideal para aquellos atrevidos que no tengan miedo a sumergirse en la fuente de la experimentación undergorund, del discurso macabro, decadente y sádico.
                                                   [Por Bob Rock]






Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

Litio dijo...

¡Muchas gracias, Eddie! Veo que es del director de Blackaria, que me gustó un montón, así que me la bajo de cabeza :-)

Mikey Ramone dijo...

leyendo el comentario de arriba si es el director de Blackaria ! debe ser buenísima!! muchas gracias Eddie!

Mikey Ramone dijo...

la acabo de ver y me voló la cabeza !! está la zorra esta weá hahaha muy buena película! muy recomendable! saludos Eddie!

En consanginidad con: